jueves, 11 de febrero de 2010

Delincuencia

¿Cuál es el germen que debemos combatir?

Dos semanas atrás el asesinato de Erasmo García, conductor del Transantiago, remeció por su brutalidad la crónica roja de los periódicos. Crímenes como el mencionado... ¿tendrán que ver realmente con lo "mano blanda" que resulta ser la justicia chilena? Los datos al menos indican que no.

Por Esteban Martínez Covarrubias

La jornada del lunes 25 de Enero del presente año parecía ser una más dentro de la vida laboral de Erasmo García, chofer de la linea E-15 del Transantiago. Esto hasta que en la esquina las calles Trinidad con Santa Raquel (comuna de La Florida) una pareja
(Alexis Vergara de 21 años y Tamara Muñoz de 20) decidió subirse a su bus sin pagar su pasaje. Fue entonces cuando Erasmo García los encaró por no pagar provocando una discusión entre los tres, siendo en primera instancia amenazado con un cuchillo por la mujer y luego atacado por Alexis Vergara, quien decidió enterrarle un destornillador en la sien, provocando con esto la muerte del conductor. Esta escena fue presenciada por el menor Mauricio R.R (alias "el magú") quien huyó con la pareja tras la escena. Una vez detenidos los tres, la pareja optó por culpar al menor de la autoría del crimen, sin embargo diversos testimonios demostraron la falsedad de dicha teoría y dieron luz a la verdadera historia.

La lamentable (y evitable) muerte de Erasmo García nos debe mover a reflexión. Es cierto que no se puede ni se debe generalizar este hecho particularmente sangriento, es decir, Santiago no es precisamente una ciudad en donde no se pueda vivir por culpa de la delincuencia (de hecho a nivel latinoamericano diversas encuestas realizadas a nivel mundial muestran a Santiago entre las 3 ciudades más seguras de América Latina (*1) ), sin embargo estos hechos ocurren, luego la reflexión debe existir y en la dirección correcta: ¿Qué es lo que estamos haciendo mal como sociedad en su conjunto?

¿Más presos = más seguridad?

El tema no es menor si consideramos que el actual Presidente de la República, Sebastián Piñera, llegó al poder afirmado de casos como el de Erasmo García. Aún tengo el recuerdo en la retina de una serie de señoras evidentemente de estratos sociales bajos que celebraban en Plaza Italia el día del triunfo de Piñera afirmando con lágrimas en los ojos: "¡¡¡Estamos felices porque por fin en Chile se podrá hacer justicia!!!" - Refiriéndose a casos relacionados con la delincuencia. Es decir, no poca gente confió se creyó eso de que Chile es un país inseguro y que Sebastián Piñera solucionará el problema terminando con la llamada "puerta giratoria".

El problema para Piñera es que diversos estudios indican que Chile posee la tasa más alta de presos por personas en América (seguido de lejos por Panamá y El Salvador), a la vez ha sido Chile uno de los países que más cárceles ha construido durante los últimos 15 años (*2). Dichos datos realmente plantean la interrogante en torno a si la solución al problema pasa por meter más gente a la Cárcel. Para cualquier persona que piense y se informe un poquito resultará evidente que la dicha "puerta giratoria de la justicia chilena" en realidad no existe y que el tema fue utilizado por la oposición sólo con fines electorales (tema aparte por cierto es el que Eduardo Frei jamás haya sido capaz de rebatir a Piñera sus argumentos teniendo los datos a su alcance para hacerlo) .

Cuando Alexis Vergara decidió atacar a don Erasmo García con un destornillador, ¿Habrá pesado en algo dentro de la cabeza del asesino el saber que hoy tenemos como presidente a un hombre que prometió "mano dura con la delincuencia"? Evidentemente que no. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que estos hechos ocurrieron, ocurren y seguirán ocurriendo con o sin mano dura, el problema está en otro lado. En la mente de un ser educado por supuesto que existe el razonamiento y la capacidad de analizar situaciones, pro y contras. Pero en la mente de un delincuente no hay razonamiento tal. Los asesinatos, violaciones, la violencia en cualquiera de sus tipos no se mueve con lógicas de análisis comunes. Son hechos bestiales motivados principalmente por una mente animal que no razona porque nunca se le ha enseñado a razonar.

¿Qué hacer con estos delincuentes que ya han cometido asesinatos como el mencionado? Si, por supuesto, debemos hacer justicia. Sin embargo nuestra mirada debe ir muchísimo más allá de la que nos han propuesto desde hace muchos años. ¿Qué vamos a hacer para que cada día sean menos los Erasmo García, Alexis Vergara y Tamara Muñoz? ¿Qué vamos a hacer para que nuestros hijos y nietos vivan en un mejor país que el nuestro? , ¿Qué vamos a hacer para que este país sea más justo y digno no sólo en el discurso sino que en la realidad cotidiana?

En el colegio nos enseñan a estudiar para irnos de nuestras comunas y escapar de "los malos". Nos enseñan a que arrinconemos la delincuencia en el sur de Santiago, que nos apartemos y nos olvidemos de esos animales que no saben convivir. Nos enseñan a que vivamos por nosotros y nadie más. Pues bien, ese individualismo inserto en las venas de nuestro modelo económico es el que nos mata día tras día. Es el verdadero germen que debemos combatir.

No olvidemos algo: Alexis Vergara y Tamara Muñoz comenzaron a estudiar en el colegio aproximadamente en 1995. Ellos como todos los delincuentes y asesinos de su edad son hijos de este modelo educativo. Es decir, son parte de nuestro fracaso como sociedad.

Saludos
Opinen

Esteban

(*1) Un par de enlaces en relación al tema de la seguridad de capitales al rededor de mundo: