miércoles, 7 de diciembre de 2011

La derrota de Camila

Ahora es cuando

Las recientes elecciones realizadas en la Fech enfrentaban dos formas de sentir la contingencia actual. Triunfaron quienes están por construir una alternativa política al margen de la Concertación y la Alianza por Chile. ¿Se decidirá el PC luego de esto a avanzar en aquella dirección?

Por Esteban Martínez Covarrubias

Las recientes elecciones realizadas en la Fech deberían mover a reflexión. Se enfrentaban dos tendencias dentro del mundo universitario de izquierda: una lista favorita liderada por la siempre carismática Camila Vallejos y una oposición encabezada por un entonces desconocido Gabriel Boric. Nadie que sepa un poco de política desconocerá que lo que en realidad se ponía a prueba era una determinada manera de hacer política estudiantil. La linea de Camila Vallejos durante el último tiempo estuvo marcada por su acercamiento con el colegio de profosores (en particular con su presidente Jaime Gajardo), con un alineamiento temático por parte del Partido Comunista (quienes llevan un tiempo importante trabajando junto a la Concertación en la oposición al gobierno de Sebastián Piñera) y una verdadera obsesión por la gratuidad de la educación superior. En la vereda opositora se encontraba "Creando izquierda", tendencia  que mostraba una mirada más crítica frente a los conglomerados que actualmente monopolizan la política nacional (Concertación y Alianza por Chile). En sus lineas asomaban rostros como el de Francisco Figueroa, personaje que ha sido capaz de enfrentarse tanto a Ena Von Baer como al mismísimo Sergio Bitar en televisión (*1), marcando así claras diferencias con Camila Vallejos quien solo se limitó durante este 2011 a apuntar dardos hacia la derecha (¿órdenes de partido?).

Para sorpresa de todos Camila no arrasó y por si fuese poco perdió. Por una mínima diferencia (no más de 200 votos), pero perdió. De inmediato comenzaron las declaraciones confusas. Teillier argumenta que no se sienten derrotados pese a los resultados contrarios, Camila afirma que está conforme porque de todas maneras la mesa directiva de la Fech será de izquierda (¿?), las bases del PC insinuan que sectores del gremialismo se lanzaron a votar por Boric a última hora, en la Concertación argumentan también que ha triunfado una "ultra" izquierda contraria a los partidos políticos. Ahora, sea cual sea la razón que se esgrima me parece que la derrota hace un click y cuestiona fuertemente el camino político adoptado en el último tiempo por la antes llamada "izquierda extra parlamentaria".

La vida del Partido Comunista de Chile durante estos últimos 20 años ha sido tan difícil como digna. Y es que vaya que tiene méritos el intentar hacer política en Chile sobre un piso tan excluyente como el nuestro. El Partido Comunista intentó por distintas vías. En las presidenciales de 1994 y 2000 de manera aislada, primero con un candidato ajeno (el cura Pizarro) y luego con alguien de la casa (la mismísima Gladys Marín), en 2005 las fuerzas se concentraron en la construcción de un conglomerado que reuniese fuerzas dentro de la izquierda (Juntos Podemos Más, con el humanista Tomás Hirsch de candidato) . En estos últimos años nos hemos encontrado con un PC bastante más rendido en la lucha, hecho que se vio reflejado en las pasadas presidenciales de 2010 , donde el candidato fue Jorge Arrate, funcional absolutamente a la opción presidencial de la Concertación (Eduardo Frei).  El cansancio se entiende y se respeta. No pretenderé yo por un segundo siquiera cuestionar el acercamiento con la Concertación. Básicamente porque el partido intentó durante más de 15 años ingresar al sistema desde afuera y simplemente no se pudo. Es válido entonces buscar por dentro. Sin embargo, creo que ha llegado el momento de analizar si la estrategia tomada es la más adecuada.

En primer lugar me detengo frente al pacto con la Concertación, el cual se planteó en un primer minuto como meramente instrumental/electoral pero con el correr del tiempo se transformó en un acuerdo programático. Partido Comunista y Concertación han trabajado en bloque la oposición al gobierno de Sebastián Piñera con un único objetivo conjunto: el regreso de Michelle Bachelet a la presidencia en 2014 (*2). Y analizando desde lo práctico... ¿han obtenido algo? De acuerdo a mi parecer : nada de nada. ¿Se aprecia alguna diferencia notable en el parlamento luego de la inclusión del PC en la cámara de diputados? Me parece que no. Es cierto que el tiempo ha sido escaso y que 3 diputados tampoco dan para marcar mucha tendencia, pero un camino claro si se observa. 

Mi segunda reflexión guarda relación con la renuncia a ser alternativa política en Chile, asunto que lo ligo con la derrota en la Fech. Y es que siento que precisamente es hoy cuando las cartas están para jugar en aquella dirección. Con una Concertación fuera del poder, desnuda de ideas, carente de convicción y completamente quebrada, con una derecha torpe e incompetente en el gobierno, con una población que se muestra cada vez más y más crítica, con una inminente reforma electoral que avanzará hacia el voto voluntario. Es decir, si no es ahora... ¿cuando? En ese sentido me parece que los estudiantes que han apoyado a Gabriel Boric por sobre Camila Vallejos la tienen bastante clarita y es de esperar que el PC se decida de una vez por todas a sumarse a este camino ya que ser el brazo izquierdo de una Concertación completamente quebrada no se que tanto sentido tenga... 


(*1) El día en que Sergio Bitar enloqueció frente al emplazamiento de Francisco Figueroa y la entrevista en un matinal junto a Ena Von baer
 http://www.youtube.com/watch?v=q-3MaNKVAV4 
http://www.youtube.com/watch?v=Z0dJ6mJsLQg&feature=related
    
(*2) http://diario.latercera.com/2011/12/04/01/contenido/pais/31-92763-9-guillermo-teillier-bachelet-es-la-carta-mas-segura-pero-sin-un-programa-acorde.shtml


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada