sábado, 26 de diciembre de 2009

PSU 2009: Parte I

¿Hasta cuando?

Los resultados de la PSU 2009 nos golpean en la cara una vez más. Vivimos en un país cada día más desigual, sin embargo quienes tienen el poder de cambiar esto no muestran señales favorables. ¿Hasta cuando?

Por Esteban Martínez Covarrubias

Los resultados tras el proceso de selección universitaria 2009 nos siguen hablando de un país absolutamente segmentado. Un país que condena a sus ciudadanos según procedencia. Pero lo que es más preocupante aún: un país que cada año empeora sus niveles de desigualdad. Esto que afirmo no es locura ni un delirio pesimista, son hechos y datos que se encuentran al alcance de cada uno de nosotros, pero que muy pocos revisan. El recién pasado 21 de Diciembre el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) presentó un informe que analizaba los resultados desde una perspectiva amplia (*1). El informe es extenso y por eso mismo sólo me detendré en tres datos que me parecieron evidencias claras del cáncer que se encuentra instalado en nuestro país :

1 - Diferencia abismal entre colegios particulares pagados y el resto.

En Chile los colegios particulares pagados siempre han existido. Aquellos que cubren no más del 10% de la matrícula secundaria nacional y que poseen mensualidades que sólo una élite podría pagar. Para el 90% restante del país la oferta se divide entre colegios particulares subvencionados y municipales. ¿El problema? Que la diferencia de calidad entre particulares pagados y el resto es sideral.

Cuando revisamos el listado con los mejores 100 colegios de Chile de acuerdo a sus resultados obtenidos en la PSU (*2) nos encontramos con que 94 de ellos son particulares pagados, 3 particulares subvencionados y 3 municipales (los "emblemáticos" de siempre). Cuando analizamos que en promedio los alumnos de colegios particulares pagados contestan 41 preguntas correctas de las 70 que se presentan en la PSU de Matemática mientras que los de colegios particulares subvencionados contestan sólo 11 correctas y los de colegios Muncipales 9, nos encontramos frente a una realidad realmente espantosa. Así de diferenciado está el asunto.

¿Primera conclusión? El experimento educativo de mercado chileno fracasó. Los colegios particulares subvencionados que vinieron a reemplazar a liceos públicos a mediados de los 80 no han sido capaces de subirle el nivel a la educación chilena. Presentan resultados tan malos como los municipales. Sería bueno entonces que los "expertos" comenzaran a asumir este fracaso, a analizarlo como tal y los políticos a asumir las respectivas responsabilidades. La dictadura de Pinochet, Patricio Aylwin, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. Culpables todos.

2 - Realidad chilena: A más ingreso mejores resultados.

El gráfico habla por si mismo. En Chile existe absoluta correlación entre el ingreso mensual de una familia y el puntaje que obtienen los hijos respectivos. Nos hemos acostumbrado a considerar normal el que la educación es un bien por el que se debe pagar para obtenerlo de buena calidad, como un teléfono celular o un televisor. No hay que ser muy brillante por cierto para observar que existe relación entre este hecho y el mencionado anteriormente. Es decir, las familias de mejores ingresos tienen acceso a colegios particulares y por ende a educación de calidad. Para todos los demás están los colegios particulares subvencionados y municipales y un futuro absolutamente condicionado por aquello.

¿Segunda conclusión? En un país con un niveles de concentración de ingresos tan marcados el que la educación se regule por leyes de oferta y demanda es fatal, el problema empeora.

3 - En Chile año tras año las diferencias aumentan.

Podría servirnos de consuelo el vivir sobre la sensación de que esta triste realidad que presenciamos poco a poco va mejorando. Sin embargo no es así. De hecho muy por el contrario... ¡Estamos peor que hace 10 años! Como muestra siguiente el gráfico en 2002 la diferencia entre el puntaje promedio de Colegios Particulares y Municipales era de 100 puntos aproximadamente, hoy es de 144 puntos. Se aprecia claramente de que las diferencias tanto en Lenguaje como en Matemática aumentan año a año. ¿Hasta donde tendremos que llegar para que de una vez por todas entiendan que esto no da para más?


El asunto da para mucho y en un siguiente artículo analizaré otras aristas de este. Pero me gustaría quedarme con una reflexión: Si el tema es tan importante y pareciese ser evidente por todos lados el que los resultados no mejoran año tras año ¿Cómo es posible que ni Sebastián Piñera ni Eduardo Frei sean capaces ni siquiera en el discurso de ponerle el cascabel al gato de una vez por todas?

¿Cómo es posible que Sebastián Piñera se llene la boca hablando de delincuencia y no analice el tema en profundidad? ¿Cómo es posible que Eduardo Frei no se haga cargo del tema y sólo hable de aumentar subvenciones? ¿Cómo es posible que Michelle Bachelet reciba a los puntajes nacionales de este año en La Moneda y declare sentirse "feliz como hija de la educación pública" por los resultados? (*3) ¿No le da verguenza ser cómplice de un sistema educativo deplorable?

¿Tan mediocre es nuestra clase política que prefiere constantemente tapar el sol con un dedo? Al parecer por ahí parte la cosa ...¿o no?

Saludos
¡Opinen!

Esteban

(1*) Revisa el informe en:

(2*) Revisa los 100 mejores colegios de Chile: http://static.latercera.com/200912/644201.pdf

lunes, 21 de diciembre de 2009

Piñera apostando al descarte

La lógica del mínimo esfuerzo

Si bien la estrategia adoptada hasta hoy por el comando de Eduardo Frei no me parece la más acertada, la de Sebastián Piñera tampoco juega a ganador. Al parecer los dos candidatos tienden a esperar al rival.

Por Esteban Martínez Covarrubias

Son 15 puntos porcentuales los que distanciaron en primera vuelta a Sebastián Piñera de Eduardo Frei. "Amplia diferencia" - dirán algunos. Y claro que lo es, sin embargo la fotografía que entregó aquella elección puede llevarnos a realizar múltiples análisis pero ninguno de ellos debería hacernos creer que Sebastián Piñera tiene ganada esta elección. Ni siquiera que la tiene fácil, porque de hecho... la tiene muy pero muy complicada.

En primer lugar porque las cifras de primera vuelta nos mostraron que Eduardo Frei y el oficialismo, ambos enfrentados a una multiplicidad de opciones salieron mal parados, obteniendo menos de un tercio de las preferencias por parte de los electores. Pero al enfrentar a Eduardo Frei sólo contra Sebastián Piñera el cuento ya es otro. De partida a la opción de Eduardo Frei se le debe sumar al menos un 5.5% de los votos de Jorge Arrate (1*) y la mitad de los votos de ME-O (*2).
Dicho de otra forma: 29.6% + 5.5% + 10% = 45% .Es decir, Eduardo Frei ya tiene ganado el 45% de las preferencias sólo por el efecto "rechazo a la derecha".Todo esto nos lleva a concluir desde ya que la pelea realmente será voto a voto y que nadie tiene ganado nada aún.

En segundo lugar no es menor el hecho de que a Sebastián Piñera tenga que sumar tanto para obtener la presidencia. En 1999 Joaquín Lavín obtuvo en primera vuelta un 47.5% de las preferencias y en 2005 la derecha con sus dos candidatos (Lavín y Piñera) sumaba un 48.6% del electorado. Es decir, en ambos casos la diferencia con la mayoría absoluta era mínima, muchísimo menor que la que hoy necesitan hoy para ser gobierno, sin embargo en ambos casos en segunda vuelta los resultados se revirtieron y la Concertación volvió a ganar.

Es cierto que esta elección presenta elementos distintos a las dos mencionadas anteriormente. Principalmente el fuerte desgaste que sufre la coalición de gobierno y que esta vez los votos que decidirán la elección no son los del Partido Comunista sino que los del llamado "factor ME-O". Ambos elementos le entregan un tinte especial de suspenso a la segunda vuelta pues existe un 10% de personas que votaron por Marco en primera vuelta que deberán ser disputados voto a voto por Frei y Piñera, pero de ese 10% el candidato de derecha necesita que cerca de 6% se decida por su opción y otro tanto anule su voto, lo que no es poco. Es posible, pero complicado por decir lo menos.

Estrategia conservadora

Por todo esto es que me parece que la estrategia adoptada por el comando de Piñera es en extremo arriesgada. En lugar de marcar diferencias con la candidatura de Frei han preferido poner acento en que Frei es "más de lo mismo", que "Chile necesita un cambio" y punto. Es decir, apostando a que el rechazo hacia la figura de Frei sea tan amplio dentro del electorado de ME-O que con eso alcance para triunfar. Pero... ¿Y si no? No olvidemos que esta estrategia ya fue utilizada en 1999 por Joaquín Lavín y terminó fracasando.

Considerando que el rival está muy dañado el adoptar una estrategia tan pobre, tan vacía y falta de contenido me parece casi un suicidio. Si la derecha no llega a triunfar el 17 de Enero en segunda vuelta será a consecuencia (una vez más) de errores propios. Ahora, como gran punto de atracción para el electorado de ME-O han conseguido que Paul Fontaine (encargado del área económica de ME-O) trabaje con ellos en la campaña. Pero esto es muy poco. Son cambios más que nada cosméticos pero de profundidad cero.

Creo que el problema principal de Sebastián Piñera y la derecha chilena es que a la hora de establecer diferencias con la Concertación ellos mismos se dan cuenta de que estas no son tantas ni tan importantes. Dicho de otra manera, la derecha no haría en el gobierno nada muy diferente de lo que hoy realiza la Concertación. Es por esto que no tienen mayor alternativa que predicar un discurso mediocre y de mínimo esfuerzo. Pero todo esto lo desarrollaré en una próxima columna...

¡Opinen!
Saludos

Esteban

(1*) Empíricamente hemos comprobado tanto en 1999 como en 2005 que al menos un 90% de los votos obtenidos por la izquierda se traspasan al candidato de la Concertación en segunda vuelta. Si a esto le sumamos el "particular agradecimiento" que el PC siente por el oficialismo por la elección de 3 diputados de sus filas en la reciente elección, podemos perfectamente asumir que al menos un 5.5% de la votación de Arrate votará Frei en segunda vuelta.

(2*) La votación obtenida en la elección parlamentaria por parte de la Concertación y por parte de la lista de ME-O me lleva a pensar que hubo mucho voto cruzado, es decir, al menos la mitad de los votantes de ME-O son votantes clásicos de la Concertación que si bien están decepcionados y molestos del oficialismo no están dispuestos a apoyar un posible gobierno de derecha.





viernes, 18 de diciembre de 2009

Concertación en dilema

Mala estrategia

Comenzó la carrera para la segunda vuelta presidencial y ambas candidaturas muestran sus cartas. Me llama la atención la falta de audacia de la Concertación, sobretodo considerando que son ellos quien más deben arriesgar en esta segunda vuelta para salir victoriosos.

Por Esteban Martínez Covarrubias

¿Primeros movimientos de la candidatura de Eduardo Frei? Incluir en el comando a la vocera de gobierno Carolina Tohá y apelar una vez más al discurso eterno discurso "anti derecha". Ambos recursos me parecen equivocados. El primero porque si en primera vuelta no les resultó aquello de apelar al "voto Bachelet"...¿porqué ahora habría de funcionar? ¿Acaso importa el hecho de que Tohá tenga menos de 40 años? ¿La cosa se trata de meter gente joven porque si?

De la misma manera ese viejo y conocido recurso del "todos contra la derecha" me parece vacío y poco consistente.

Es cierto que en las últimas elecciones les resultó (y sin duda hoy volverán a convencer a muchos con aquel discurso) pero lo que la gente de la Concertación todavía no quiere entender es el que esta elección presenta una singularidad importante en el electorado, la cual se basa principalmente en dos variables: el innegable desgaste de una coalición que lleva 20 años en el poder y por otro lado la renovación que se ha ido dando en el padrón electoral. Parte importante de la votación de Marco E-O estuvo compuesta por sectores más jóvenes, sectores que no se tragan argumentos de guerra fría.

En otras palabras, la campaña del terror funciona.... pero sólo con comunistas y con el votante clásico de Concertación (por algo les bastó en 2000 y 2005 para triunfar). Con los votantes nuevos ,que son pocos hay que ir un poco más allá.

Si la Concertación desea triunfar en esta elección debe combatir sus propias debilidades con argumentos sólidos. ¿Cómo se combate una imagen de coalición sin ideas y apernada en el poder? Con una debida auto crítica , con propuestas de futuro que re encanten al electorado y trabajando con personas que no pertenezcan al clásico círculo político que todos conocemos. Sin embargo ninguno de los tres puntos mencionados ha sido enfrentado en la presente campaña. De ahí el pobre 29% obtenido por Eduardo Frei en segunda vuelta.

Eduardo Frei necesita parte importante del voto ME-O, al menos un 70% de su votación, cifra muy alta y que por el momento se ve algo inalcanzable dada la pobre estrategia adoptada hasta ahora, la cual consiste en cruzar los dedos para que el triunfo se alcance prácticamente por inercia. ¿Les alcanzará? Haciendo las cosas tan mal...lo dudo.

¡Opinen!

Esteban






lunes, 14 de diciembre de 2009

Resultados Presidencial

Ganadores en problemas

Listos los resultados de la primera vuelta: Piñera 44.05% , Frei 29.6 % , ME-O 20,13% y Arrate 6.21%. Entonces, ¿Ganaron Piñera y Frei ?, no me parece.

Por Esteban Martínez Covarrubias

Cada uno de los comandos parecía tener alguna razón para celebrar tras los resultados de la elección presidencial realizada el día domingo. Sebastián Piñera celebra el haber superado la barrera del 40%, Eduardo Frei el paso a segunda vuelta de manera más o menos holgada, Marco Enríquez-Ominami ser el primer candidato independiente que logra tan alta votación en la historia de Chile y Jorge Arrate el obtener un resultado histórico para la izquierda chilena. Eso en el discurso oficial, ahora, en la intimidad sabemos que algunos ganaron más que otros e hilando fino me parece que los dos candidatos que quedan en el camino esta vez son los que más razones para celebrar tienen.


¡De atrás para adelante! Jorge Arrate y el Partido Comunista tienen razones de sobra para celebrar. En primer lugar por lo evidente, el 6.21% logrado es la votación más alta en la historia de la izquierda chilena en la etapa post-dictadura y tiene el mérito de ser completamente puro, es decir, cada uno de los 430.824 chilenos que escogieron la opción de Arrate votaron por ideales y convicciones. Votaron por un proyecto de país y no por un cartel publicitario. En un país en donde los millones de dolares que se invierten en campaña espantan, el que un candidato convenza a tantas personas sólo con el mérito de su discurso me parece notable. Jorge Arrate fue un excelente candidato, fue por lejos quien mejor se dirigió al país en los dos debates transmitidos por televisión abierta y quien aprovechó de mejor manera su franja televisiva. Prueba de esto fueron sus consecutivas alzas en las encuestas y el porcentaje final obtenido.

Además, la elección de 3 diputados por parte del Partido Comunista transformaron al pacto "contra la exclusión" en un completo éxito y permiten que por primera vez desde 1990 diputados "no-neoliberales" participen en la discusión parlamentaria.


Marco Enríquez-Ominami celebró su 20% como si hubiese ganado la elección y la verdad es que no era para menos. Su candidatura sumó desde la nada y alcanzó un apoyo que en sus inicios jamás nadie imaginó. Este apoyo le da una plataforma sólida para trabajar de aquí a futuro con la confianza de que su mirada crítica en relación al agotamiento de las dos coaliciones que gobiernan el país es acertada y compartida por parte importante del electorado.

¡Cuidado eso si! Que las candidaturas "eternas" corren el riesgo de terminar agotándose y cayendo por su propio peso. ME-O deberá encontrar un equilibrio entre el no sobre exponer y desgastar su imagen (como le ocurrió a Lavín tras la elección de 1999) pero a la vez intentar participar del debate político nacional, aspecto que le será particularmente complicado al no contar con ningún parlamentario electo (a diferencia de la opción comunista).


Por otra parte, si hay un sector que la tiene difícil para esta segunda vuelta es el de Eduardo Frei. Gastó muchísimo más dinero en campaña que Marco y contó con el apoyo de la maquinaria de gobierno, sin embargo no alcanzó a obtener ni siquiera un tercio de las preferencias en primera vuelta. Muy poco para una candidatura oficialista ese 29%, un porcentaje que viene a demostrar mi tesis de que la Concertación viene sosteniéndose en el poder desde hace una década en base a rostros carismáticos y nada más: Lagos "el papá mandón", Bachelet "la mamá simpática". Hoy cuando el candidato era más bien "el tio latero" la gente dió la espalda. Si el candidato hubiese sido Insulza o incluso Soledad Alvear es seguro que los resultados habrían sido mejores, pero no por ideas sino por rostros. La Concertación desde el punto de vista ideológico es una coalisión absolutamente muerta. Un cadaver en coma que se mantiene en vida solamente gracias a ese tremendo pulmón artificial llamado PODER. Es probable que la derecha chilena esté en tan malas condiciones como la Concertación, sin embargo las ansias de llegar a La Moneda le entregan una convicción que no se observa en la coalisión oficialista.


Ahora, el que Sebastián Piñera llegase adelante en primera vuelta no fue sorpresa para nadie, no existen razones por ahí para que su sector celebre. Tampoco deberían haberlas en el porcentaje obtenido, pues dada la cantidad de quiebres internos que sufrió la Concertación y considerando que la centro izquierda fue a la elección con 3 candidatos (Frei, ME-O y Arrate) un 44% no me parece un resultado tan alentador, de hecho es el menor obtenido por la derecha desde 1994.

¿Entonces que celebra Piñera y la Alianza? Me parece que ellos más que sus logros celebran el mal resultado de Frei. A Piñera le convenía que ME-O sumara apoyo pues este evidentemente en su mayoría le restaba a la opción de Frei y de la misma manera todas las esperanzas de la Alianza por Chile para segunda vuelta pasan porque el rechazo del votante ME-O hacia la figura de Frei sea tan grande que opten por caras nuevas para el siguiente gobierno y con esto voten Piñera.

Y bueno, ya vendrán los análisis en torno a las propuestas tanto de Frei y Piñera para la segunda vuelta, sin embargo por lo pronto me parece que en realidad ni Piñera ni Frei tenían el domingo por la noche demasiadas razones para celebrar los resultados de la primera vuelta. Sabemos que para las cámaras hay que poner sonrisitas y discursear bonito, pero ambas candidaturas tienen más que claro que para segunda vuelta la tienen complicada.

¡Opinen!

Esteban







jueves, 10 de diciembre de 2009

Educación II

Educación: La gran ausente

Todos los problemas del mundo parecen solucionarse con aquella palabrita mágica: educación. Sin embargo ninguno de los candidatos con opciones de triunfar está dispuesto a ensuciarse las manos en el tema.

Por Esteban Martínez Covarrubias

El síntoma es observable por cualquiera: pese a que durante los últimos 20 años los gobiernos de la Concertación han aumentado año a año y de manera considerable el presupuesto de educación (entre 1996 y 2008 los gastos fiscales en educación aumentaron en un 140%) los resultados se encuentran estancados desde hace mucho (SIMCE, PSU y mediciones internacionales) . Si a eso le sumamos datos extras como el 10% de ausentismo en la rendición del proceso PSU 2009 (nunca en la historia se había dado una cifra tan alta, más de 30 mil estudiantes prefirieron dormir hasta tarde aquella mañana de prueba) tenemos una conclusión clara: el modelo de mercado educativo chileno se cae a pedazos.

Ahora, si bien los síntomas parecen ser reconocibles por todos los candidatos, es en el diagnóstico de la enfermedad donde comienzas las diferencias y en el tratamiento de esta ni hablar. Para Sebastián Piñera el problema es de financiamiento y de gestión. Según sus colaboradores "el problema está en que el Estado se involucra en tareas que no hace bien". Dicho en otras palabras: "el Estado no debe gestionar colegios, para eso están los sostenedores. El Estado debe preocuparse de trabajar planes, programas de estudio y soltar el billetito que financie compartidamente colegios".

Es decir, y como era de esperar, Sebastián Piñera considera que el modelo de subvenciones en educación debe ser profundizado. Mayor autonomía para los sostenedores y menos centralismo.

Por otro lado Eduardo Frei habla de gastar más, más y más. Poniendo énfasis en las diferentes áreas donde se ocupará este dinero. Nada muy novedoso por cierto. No encontré una medida en la web de Eduardo Frei que apuntase a cambiar las direcciones de un sistema educativo evidentemente en crisis. Todas sus propuestas apuntan a aumentar el gasto y con esto la cobertura educativa, tal como lo viene haciendo la Concertación desde hace mucho.

O sea, para Eduardo Frei lo que se ha hecho está bien y se debe mantener la misma linea ampliando cobertura en educación primaria y universitaria (el clásico discurso de que "todo joven con capacidades tendrá financiamiento para sus estudios superiores").

El caso de Marco E-O no es demasiado distinto a lo mencionado. Al ingresar a su web nos encontramos con un enlace que nos invita a conocer "66 medidas para la educación" . En estas tampoco se habla de cambiar direcciones sino de un fortalecimiento de la educación pública. ¿Y cómo? ¡Exacto! Aumentando el gasto por alumno y la cobertura. O sea, nada nuevo.

Finalmente Jorge Arrate aparece como el único candidato que si menciona la necesidad de generar un cambio real y sustancial en torno a direcciones educativas. Para esto propone terminar con la municipalización y generar nuevos enfoques educativos trabajando en conjunto con los docentes. Su talón de Aquiles en el tema sigue siendo su apoyo hacia la candidatura de Eduardo Frei, esto pues la candidatura oficialista propone mantener el modelo educativo actual, lo que en teoría se opone al planteamiento de Jorge Arrate y el Partido Comunista , entonces ¿Cómo se entiende el apoyo?

La madre del cordero

En mi opinión los planteamientos educacionales de Piñera, Frei y ME-O son débiles básicamente porque diagnostican mal la enfermedad. Equivocan el punto de partida. Es decir, enfocan sus fuerzas en torno a mejorar la calidad de la llamada "educación pública", es decir, los Colegios Municipales. No comprendiendo que la mayoría de los colegios en Chile no son Municipales, sino que Particulares Subvencionados. Pero no sólo eso, sino que ambos tipos de establecimientos presentan pésimos resultados académicos. Pero con los Particulares Subvencionados nadie se mete. ¿Entonces? ¿Por donde pasa el tema?

¡Analicemos! La educación municipalizada es de mala calidad en Chile por diversos factores pero principalmente a causa de el sistema educativo de mercado Chileno. Me refiero a que al existir en Chile colegios pagados y colegios gratuitos, resulta evidente que los sectores más vulnerables del país se educarán en colegios gratuitos, es decir, municipales. Por esta razón los colegios municipales concentran a niños y a jóvenes de escasos recursos y funcionan como verdaderas cárceles en ese sentido, es decir, reúnen a personas con bajos índices educacionales y por ende hacen mucho más dificil la labor educativa.
Esto debe cambiar. Por el momento y de manera urgente los resursos en establecimientos municipales deben enfocarse no sólo al trabajo en aula, sino que atacar de manera íntegra el círculo de pobreza de los alumnos, de esta manera rodearemos el problema. Pero a largo plazo debe proyectarse un sistema de integración que no discrimine a los estudiantes por los ingresos mensuales de sus padres. Dicho de manera simple: la educación debe ser gratuita. Los niños deben asistir al colegio que quede más cerca de su hogar o escoger aquel cuya orientación valórica sea compartida por los padres, pero no deben escoger un colegio por el valor de su mensualidad.

Ahora, por el lado de los colegios Particulares Subvencionados la pata también se encuentra coja. Al presentarse los colegios como verdaderas opciones de negocio resulta muy fácil para un sostenedor "hacer como que educa" pero simplemente mantener un colegio en pie con meros intereses económicos personales. Es necesario exigir metas de superación a los colegios particulares subvencionados, las cuales de no cumplirse, deben acarrear sanciones drásticas en el largo plazo. No se puede seguir permitiendo el lucro a costa de derechos humanos básicos y de la dignidad de los chilenos.

Lamentablemente los candidatos eluden el tema y han decidido no ensuciar sus manos donde justamente había que meterlas. Tres de los cuatro habla de hacer "más de lo mismo". Luego, nada pasará en materia educativa en Chile durante los siguientes 4 años. La educación de calidad acá deberá seguir esperando gane quien gane.

Saludos
¡Opinen!

Esteban

domingo, 6 de diciembre de 2009

Factor Marco-Piñera

¿Por donde pasará el tema?

Dos variables decidirán este próximo domingo el futuro de Chile. Habrá que tener ojo con ellas.

Por Esteban Martínez Covarrubias

A una semana de las elecciones las cartas están jugadas. No tengo ninguna duda en relación a que el llamado "fenómeno Marco" ha marcado y terminará definiendo los resultados. La mayoría de los analistas así lo dicen, sin embargo muy pocos van más allá de lo evidente. Es decir, casi todos se mueven en eso de que lo más probable es que Frei pase a segunda vuelta y que los votos de Marco E-O definirán la elección. ¡Tremenda novedad!

Yo siendo ningún experto. Siendo un tipo común y corriente observo que la situación es perfectamente cuantificable. En primer lugar mantengo mi posición de que me parece improbable que Marco E-O pase a segunda vuelta, las razones ya las argumenté un par de semanas atrás. Y en segundo lugar creo que el gran tema acá es analizar por donde pasaría la hipotética victoria de Sebastián Piñera en segunda vuelta.

En relación a ese punto mi primer comentario es que la suerte ya está echada. Me refiero a que cada votante ya tiene su decisión tomada para la primera y segunda vuelta, la campaña que realizarán los candidatos en enero me parece una mera formalidad. Hay que llevarla adelante, claro, pero en lo práctico salvo que ocurra algo demasiado importante, el destino ya está escrito. Indecisos a esta altura ya no hay.

Mi segundo comentario es que numéricamente el triunfo de Sebastián Piñera dependerá básicamente de dos variables: que tan cerca se encuentre su opción del 50% y que tan alta sea la votación que obtenga Marco E-O. La conjugación de estas dos variables marcará el resultado final.

Me explico sin tantos rodeos: si con 1/3 de los votos obtenidos por Marco E-O en primera vuelta a Sebastián Piñera le alcanza para llegar al 50% +1 de los votos, entonces ganó.

Hoy escuchaba en Estado Nacional a Jorge "pirincho" Navarrete argumentar que Frei triunfará dado que los votantes de Marco E-O finalmente terminarían optando por su opción en segunda vuelta frente a un eventual gobierno de derecha (es decir, el clásico voto "por el mal menor"). Donde creo que Jorge se equivoca profundamente es en no tomar en cuenta el perfil del votante de Marco E-O. Es cierto que parte importante de aquellos votantes traspasarán su voto en segunda vuelta a Frei (por la razón que sea pero lo harán), así como la mayoría de los votantes de Jorge Arrate también lo hará , sin embargo al menos 1/3 de aquellos votantes (no tenemos evidencia empírica de aquella cifra, lo sé, pero ahí me la juego) no cuentan con una carga ideológica clara a la hora de votar, son votantes jóvenes que están con Marco E-O por lo que representa su figura :un tipo joven, una cara nueva que se reveló contra la política tradicional. Son personas que se creen el cuento de que "Chile necesita un cambio". Luego si no pasa Marco E-O a segunda vuelta ese cambio no lo representa por ningún motivo Eduardo Frei. El voto será por Sebastián Piñera sin asco alguno.

Mi tesis es numérica. Insisto. Aproximadamente un 30% de los votos que Marco E-O obtenga en primera vuelta se sumarán a la opción de Piñera en segunda, luego si con esa suma a el candidato de la derecha le alcanza para obtener la mayoría, entonces él triunfará. A lo que voy con todo esto es que el próximo domingo se decide el futuro presidente de Chile. Hay que tener ojo a las dos variables que mencioné acá.

He dicho.

¡Opinen!

Esteban

jueves, 3 de diciembre de 2009

Victor

Hasta siempre

Porque aquellos que le han cantado al amor en todos los idiomas no deben morir,
porque la tristeza puede convertirse de pronto en esperanza,
porque aprendimos que vale la pena vivir para crear
y morir sin dejar jamás de soñar.

El canto tiene sentido, pero no sólo el canto Victor,
la vida misma tiene sentido cuando palpita en las venas ...

Vuelan mariposas. Cantan grillos, si.
Vuelan y cantan por ti.
Por todos esos Luchines que vemos a diario y nos emocionan.

Hasta siempre Victor.
Gracias por seguir cantando entre nosotros.